Av. Río Boladiez, 30- Toledo
633069147
arquetra@gmail.com

Cómo Trabajamos?

Fuera de los proyectos de investigación arqueológica, la administración pública, tanto regional como local, tiene la obligación de velar por la conservación del patrimonio cultural.

Si usted va a realizar un proyecto, es posible que la administración le solicite que un arqueólogo profesional gestione su proyecto, siendo el encargado de dar cumplimiento a lo establecido en la legislación vigente en materia de Patrimonio Cultural.

En Arquetra Consultores le asesoramos desde el momento inicial en que le sea solicitado un estudio arqueológico de cualquier tipo.

Presupuesto

Una vez analizado su proyecto y los requerimientos realizados por la administración competente en materia de Patrimonio Cultural, elaboramos un presupuesto de forma gratuita y sin compromiso.

Aceptación y Firma de Contrato

Una vez acepte el presupuesto, redactamos el correspondiente contrato de trabajo.

Igualmente, se debe cumplimentar una Autorización de Trabajos Arqueológicos.

Solicitud de Autorización de Trabajos Arqueológicos

Se elabora un proyecto de actuación arqueológica, al que se adjuntan datos del proyecto y la autorización consignada anteriormente.

En dicho proyecto se realiza un estudio histórico- arqueológico preliminar que incluye:

  • Consulta de inventarios y Carta Arqueológica
  • Consulta de fuentes históricas y arqueológicas y vaciado bibliográfico.
  • Análisis cartográfico y de fotografía aérea, empleo de LIDAR y SIG.
  • Visita a inmueble, de ser el caso, y estudio de elementos conservados y lectura de paramentos de cara a reconstruir su evolución histórica.

Una vez presentado el proyecto de intervención arqueológica, la administración emitirá la correspondiente Autorización de Trabajos Arqueológicos que permitirá iniciar los mismos, así como en algunos casos, solicitar licencias municipales.

 Trabajo de Campo

Tal y como hemos indicado en el apartado SERVICIOS, se pueden realizar distintos tipos de trabajos arqueológicos, según el proyecto que sea, siendo muchos de ellos complementarios.

Durante su ejecución, el profesional quizá deba redactar algunos informes preliminares para la administración competente en materia de patrimonio cultural, de cara a informar de hallazgos, solicitar ampliaciones de la autorización concedida, etc.

  • Prospección Arqueológica

La prospección arqueológica consiste en la búsqueda metodológica de evidencias arqueológicas sobre el terreno, que puedan ayudar a la localización y delimitación de yacimientos arqueológicos o zonas con potencias, o bien a descartar la presencia de elementos con valor patrimonial.

En base a los resultados obtenidos en una prospección arqueológica, la administración competente puede requerir posteriormente y mediante resolución, la realización de excavaciones arqueológicas o el control y seguimiento arqueológico de la obra.

  • Excavación Arqueológica

La misma puede ser mediante sondeos, áreas de decapado o bien en área.

En algunos casos se podrá emplear maquinaria con cazos de limpieza, si bien en buena parte de las ocasiones se empleará la excavación manual.

Durante la excavación arqueológica es fundamental el registro y documentación de la estratigrafía arqueológica.

Se realizan fichas estratigráficas, documentación planimétrica y fotográfica de todos los elementos, así como recogida de materiales por contextos y muestras de distinta índole.

Posteriormente, se procede al lavado, estudio y catalogación del material recogido, el cual se entrega en el Museo provincial que corresponda.

  • Control Arqueológico y seguimiento de Obra

La administración competente en materia de patrimonio cultural puede requerir para un proyecto que se realice un control o seguimiento arqueológico de la remoción de terrenos o de la ejecución de obras en un inmueble.

La finalidad del mismo es:

– Cuidado y conservación de elementos de carácter patrimonial que puedan conservarse en el lugar.

–  Mantener una vigilancia activa ante la probabilidad de que puedan aparecer elementos de interés arqueológico o paleontológico.

La supervisión puede ser directa y permanente si es así requerido o establecido por el profesional, o bien mediante visitas puntuales que permitan registrar la estratigrafía y la afección del proyecto de obra.

Si durante dicha supervisión se localizaran nuevos elementos de valor patrimonial, el arqueólogo elaborará un informe a la administración competente en materia de Patrimonio Cultural, donde se recoja su localización y delimitación, documentación fotográfica y planimétrica de los hallazgos, así como muestras de los mismos, una primera evaluación cronológica y su afección por el proyecto.

Memoria Final de los Trabajos Arqueológicos

Una vez finalizado el trabajo de campo, se procede a realizar las siguientes actuaciones:

  • Limpieza y catalogación de los materiales obtenidos y entrega en el Museo designado en la autorización
  • Envío de muestras para análisis si se da el caso
  • Elaboración de Planimetrías, matrices estratigráficas, dibujo de materiales, etc.
  • Redacción de la Memoria Final con la inclusión de todos los resultados obtenidos y la afección del proyecto sobre elementos de valor patrimonial existentes.

Con la entrega de la Memoria Final, la administración competente en materia cultural puede emitirá una Resolución y podrá proceder al cierre del expediente administrativo, con los efectos legales que comporta.